Matilde Cano Bridal 2018

Primavera y verano son las estaciones fetiche para las novias, aquellas en los que todo se llena de puro blanco, encaje y mucho amor. Pero seguramente, a pocas semanas de comenzar un nuevo año, te preguntes cómo serán las novias que enamorarán este 2018 y en Matilde Cano tenemos muy claro cuáles son nuestras preferidas.

Para este año 2018 os presentamos una colección que nos hace soñar y que creemos será perfecta para aquellas novias que persiguen la elegancia sin esfuerzo ni estridencia, que aman los diseños sencillos pero perfectos.

Actualmente, lo minimal gana la batalla a lo ostentoso. En muchas ocasiones en la sencillez está el gusto, porque no todo debe ser encaje y pedrería. Los vestidos sencillos están llenos de personalidad y encanto.

En Matilde Cano apostamos por los detalles y los complementos únicos, aquellos que marcan la diferencia y que hacen única a cada una de las novias que los llevan. Las capas, a pesar de que ya las vimos el año pasado, esta temporada vuelven con mucha más fuerza y reconvertidas en la pieza chic que sustituirá al tradicional velo.

No podemos negar que nuestra tierra ha sido siempre inspiración constante en nuestra firma, y es que, la mujer cordobesa es y ha sido tradicionalmente exaltada y conocida por su belleza y sensualidad.

Lo sencillo también deja paso a lo cómodo, y es que, ¿por qué no llevar dos prendas especiales el día de tu boda? Para ello, aconsejamos el uso de vestidos cortos o pantalones. A pesar de que todavía no estemos muy habituados a ellos, son una opción totalmente válida ya que, en la mayoría de las ocasiones, resultan muy divertidos a la vez que elegantes y femeninos.

El chantilly, los delicados encajes o el guipur, las pequeñas aplicaciones de plumas o los cinturones de flores serán tu amor a primera vista convirtiéndote en la novia más sofisticada que jamás hayas visto.

Las líneas casi rectas, los tejidos vaporosos y los largos infinitos harán de ti una mujer actual cuya elegancia natural deja huella. A fin de cuentas, no debemos olvidar que el detalle más precioso y preciado de tu vestido, finalmente, eres tú.

Deja un comentario