matilde cano invierno

Vestido de fiesta para una madrina

Y llegó al fin una de las fechas más significativas en tu vida, la boda de un hijo, es un momento lleno de felicidad e ilusión, pero también de miles de preparativos y de grandes dudas. Sobre cuál será el vestido de fiesta ideal que ha de elegir la madrina, para lucir como nunca, en este radiante día pleno de felicidad, sin duda será junto a novia el centro de atención, por lo que debe de ir espléndida, con un vestido de fiesta que esté de acuerdo con su estilo, con su personalidad y que la haga sentirse como lo que es, una de las protagonistas de una jornada irrepetible. Aunque el protocolo dicta que deberá mantenerse en un segundo plano, pues ese día la novia es la protagonista.

La primera elección a que debe enfrentarse la madrina es si debe escoger un vestido de fiesta largo o quizás se deba decantar por un vestido de fiesta corto, es tradición en esta ceremonia que la madrina vaya de largo, independientemente de que la boda sea de día o de noche, pero si bien esto es lo que manda la tradición, cada vez son más las madrinas que apuestan por el vestido de fiesta corto, en el caso de que la boda se celebre durante el día.

¿Y que color es el adecuado para mi vestido de fiesta?, ésta es otra de las preguntas cruciales a las que se debe de encontrar respuesta. Afortunadamente tan sólo debemos acudir a los dictados del protocolo, que nos dicen que colores debemos descartar, la madrina deberá evitar el color blanco y los tonos marfil o vainilla en su vestido de fiesta, ya que va a estar situada en el entorno inmediato de los novios durante la boda y debe diferenciarse de la novia en cuanto al color de su vestido.

El negro no es un color apropiado, por muy tentador que resulte, ya que si bien resulta un color seductor en otras ocasiones, tradicionalmente no resulta apropiado para ceremonia nupcial. Si la boda se celebra por la mañana, es recomendable usar los tonos suaves, empolvados o pastel y la noche permite usar tonos más llamativos.

Otra duda que puede surgir, para complementar mi vestido de fiesta, que me conviene elegir ¿Mantilla, tocado o sombrero?, esa cuestión es fácil de resolver acudiendo a lo que dictan los cánones del buen vestir: mantilla si la elección ha sido un vestido de fiesta largo y la boda es por la mañana, y ha de ser de color negro si la ceremonia es religiosa. Tocado si es de tarde o de noche. La pamela es lo adecuado si se decantó por un vestido de fiesta corto y la boda es por la mañana y finalmente sombrero de ala corta o tocado si la boda es por la tarde noche.

Ahora, tan sólo queda disfrutar de una jornada inolvidable en compañía de tus seres queridos e invitados.